Cuando se manipulan alimentos, una de las claves, además de la higiene, es el control de las temperaturas, tanto frías como calientes. Es de suma importancia mantenerlos y conservarlos en las condiciones de frío adecuadas, así como establecer las mejores temperaturas de cocción y controlarlas, todo ...